¿Qué es la parálisis del nervio craneal?

La parálisis del nervio craneal es una forma de parálisis que afecta a uno o más de los nervios craneales. La parálisis ocurre cuando un músculo se paraliza o alguien pierde el control de él, experimentando movimientos erráticos del músculo, sacudidas espásticas, y otros problemas. Los relacionados con los nervios craneales suelen ser muy fáciles de identificar porque involucran a los músculos de la cara, y los rostros de las personas cambian como resultado de la parálisis. A un paciente le puede resultar difícil sonreír, controlar los movimientos oculares y participar en otras expresiones faciales.

Hay 12 pares de nervios craneales que corren directamente del cerebro a varias áreas de la cara a través de agujeros en el cráneo conocidos como agujeros. Los nervios craneales permiten un nivel muy fino de control sobre los músculos faciales, permitiendo a la gente hacer todo, desde hacer movimientos oculares minuciosos hasta curvarse los labios. En las personas con parálisis craneal, se pierde el control sobre un músculo o grupo de músculos, lo que lleva a una caída, parálisis o movimientos involuntarios erráticos.

Hay una serie de razones por las cuales alguien podría desarrollar parálisis del nervio craneal. El trauma facial o de la cabeza puede ser una causa, ya que esto puede dañar directamente un nervio. Las personas también pueden experimentar esta condición después de una cirugía en la que un cirujano inadvertidamente daña uno de los nervios craneales. Condiciones degenerativas como la esclerosis múltiple también puede dañar los nervios, como las condiciones como la diabetes y la meningitis. La presión arterial alta también se ha relacionado con la parálisis del nervio craneal.

Cuando alguien reconoce cambios en la expresión facial o el movimiento, un neurólogo debe ser consultado. El neurólogo puede realizar un examen para determinar qué nervio craneal o nervios están implicados, y para determinar la extensión del daño al nervio. El neurólogo también puede comenzar a explorar las posibles causas de la parálisis del nervio craneal. Es importante proporcionar una historia completa del paciente, ya que la información que puede no parecer relevante puede ser importante para el diagnóstico.

El tratamiento de la parálisis del nervio craneal se basa en identificar la causa y abordarla. En algunos casos, puede no ser posible revertir la parálisis, debido al daño al nervio. En otros casos, un paciente puede recuperar algún control muscular. Los pacientes a veces también encuentran que ayuda a trabajar con un fisioterapeuta durante el proceso de tratamiento para trabajar en el control muscular y desarrollar habilidades de afrontamiento. También es importante ver regularmente a un neurólogo para determinar si hay o no un nuevo daño que puede ser necesario abordar.

¿Qué es la sangre del cordón umbilical?

La sangre del cordón es la sangre contenida en el cordón umbilical y la placenta después del nacimiento. Es una sustancia popular porque es rica en células madre, un bloque de construcción muy básico del cuerpo. Pueden usarse para tratar algunas enfermedades porque tienen el potencial de convertirse en otros tipos de células.

Muchos científicos dicen que hay un gran potencial en las células madre para un día tratar una serie de condiciones incurables como la diabetes y las lesiones de la médula espinal, aunque otros dicen que tales descubrimientos son poco probables. Mientras estos experimentos continúan, la sangre del cordón umbilical es muy valiosa, ya que otras fuentes de células madre, como embriones congelados, son cada vez más polémicas.

Pero toda la conversación sobre el potencial de las células madre de la sangre del cordón umbilical y otras fuentes eclipsa las grandes cosas que ya puede hacer. Por ejemplo, se utiliza comúnmente en lugar de un trasplante de médula ósea en pacientes con leucemia. El tratamiento de la sangre del cordón es menos invasivo tanto para el donante como para el receptor. El cuerpo del receptor también es menos probable que rechace la sangre del cordón umbilical que la médula ósea porque las células madre en el mismo no han acumulado una resistencia natural a sustancias extrañas.

La sangre del cordón también se puede usar para tratar otros tipos de cáncer como linfoma, anemia, condiciones de inmunodeficiencia, condiciones metabólicas y muchas enfermedades menos conocidas.

La sangre se recoge después de que el cordón umbilical se ha sujetado y cortado. Se inserta una aguja en la vena umbilical y se extrae la sangre. Es inofensivo para el bebé. En algunos casos raros donde la sangre es necesaria para el recién nacido, el médico ayudará a la sangre a drenar el cuerpo del niño en lugar de recogerlo.

Cuando la sangre del cordón se recoge, hay dos opciones bancarias. Los padres pueden donar la sangre a un banco público donde estará disponible para cualquier persona que pueda necesitarla. Los padres también pueden guardarlo en un banco privado para uso familiar futuro. Mientras algunos padres se aferran a la sangre del cordón umbilical como precaución, otros la salvan porque tienen otro hijo o un pariente con una condición que saben que puede requerirla. Hay defensores de ambos lados de esta decisión altamente personal.

¿Qué es la disbiosis intestinal?

La disbiosis intestinal es una condición médica que ocurre cuando hay un desequilibrio microbiano en una persona o en los intestinos del animal. Los seres humanos y la mayoría de los animales por lo general tienen muchas bacterias que crecen en sus intestinos, pero en la mayoría de los casos hay una mezcla entre las buenas bacterias, que ayudan a descomponer los alimentos en energía y ayudar con la digestión, y las bacterias malas, que suelen ser shuttled con residuos y Pueden portar enfermedades. El problema ocurre cuando el equilibrio se interrumpe y los organismos malos dominan el bien. Los síntomas generalmente incluyen dolor digestivo, particularmente diarrea, así como síntomas más generalizados como fatiga e intolerancia alimentaria. Hay una serie de causas para la condición. A veces el problema es una respuesta a ciertos medicamentos, particularmente a los antibióticos, pero también puede ser causado por desencadenantes emocionales como el estrés. Los parásitos y ciertas condiciones médicas también pueden ser culpables. El problema suele ser bastante fácil de resolver, aunque la medicación es casi siempre necesario.

La mayoría de los síntomas más evidentes de esta condición giran alrededor de la digestión. Las personas que sufren a menudo tienen movimientos intestinales irregulares, con frecuencia alternando entre episodios de estreñimiento y diarrea, también es común que la gente experimente dolor intenso al mover los intestinos. En casos extremos la gente puede desarrollar síndrome del intestino irritable (SII) como consecuencia, y los que ya sufren de SII a menudo se ven como un mayor riesgo de desarrollar disbiosis.

Hay una serie de cosas que pueden causar angustia gastrointestinal, y obtener el diagnóstico correcto a menudo también implica prestar atención a otros síntomas que pueden parecer no relacionados al principio. Cosas como la fatiga crónica, la intolerancia alimentaria y alergias repentinas son ejemplos comunes de cosas a menudo relacionadas con la disbiosis. Otros síntomas pueden ser uñas débiles o agrietadas, picazón rectal y capilares dilatados.

En la mayoría de las personas, este tipo de desequilibrio bacteriano es de corta duración. A menudo se va por su cuenta, y también es muy fácil de tratar. Si el problema persiste con el tiempo, sin embargo, puede conducir a lo que se conoce como síndrome de intestino con fugas, que es mucho más grave.

Como su nombre indica, el intestino con fugas se caracteriza por la incapacidad del intestino de mantener todos los procesos digestivos contenidos. Esto suele ocurrir como resultado del daño a las paredes intestinales causado por los microbios nocivos y las toxinas que producen. Algunas de estas sustancias dañinas reducen la efectividad de la capacidad de los intestinos de absorber nutrientes de los alimentos. También impiden la producción de sustancias que son útiles para la digestión, sustancias que los microbios buenos normalmente producen. Esto puede conducir a la desnutrición ya una serie de otras consecuencias desagradables.

La disbiosis del intestino tiene muchas causas posibles. A menudo, cuando una persona está tomando antibióticos, estas drogas destruyen las bacterias beneficiosas junto con las perjudiciales. Si los buenos son lentos para reponerse, Candida – una levadura dañina – u otros organismos dañinos pueden crecer rápidamente. Esto puede causar un desequilibrio que puede conducir en última instancia a la disbiosis.

El estrés y los desequilibrios emocionales intensos también pueden ser a veces una causa. Cuando las personas se sienten ansiosas, a menudo experimentan malestar estomacal, y los ácidos que producen sus estómagos son a veces más duras. Si el cuerpo de una persona se debilita debido a un estrés prolongado y no tiene ninguna posibilidad de sanar, la disbiosis intestinal a veces puede desarrollarse. En la mayoría de los casos los problemas tienen que estar pasando por un largo tiempo para llegar a este nivel.

Ciertas infecciones parasitarias también pueden ser culpables. Giardia y cryptosporidium son dos de estos parásitos que pueden causar síntomas de disbiosis. Otros incluyen tanto tenia y lombrices. Cuando estos organismos penetran en los intestinos, pueden hacer mucho para dañar tanto cómo una persona absorbe los nutrientes y cómo las bacterias sobreviven en el medio ambiente.

Otras condiciones que se han relacionado con el desequilibrio intestinal prolongado incluyen dolor muscular y articular y fatiga muscular. Ciertos tipos de artritis y psoriasis también pueden compartir alguna conexión con desequilibrios bacterianos, tanto en el intestino como en otros lugares. Muchas personas que han sido diagnosticadas con IBS idiopática también pueden estar sufriendo los efectos de la disbiosis intestinal.

Las pruebas para detectar la presencia de microorganismos intestinales nocivos pueden ser útiles para diagnosticar la disbiosis intestinal. El tratamiento a menudo consiste en eliminar cualquier parásito dañino, usualmente con fármacos, y reconstruir la buena flora y fauna intestinal, generalmente con una combinación de medicamentos y cambios en la dieta. Alergias a los alimentos por lo general deben abordarse en primer lugar con el fin de ayudar a una persona lograr un sistema digestivo más saludable.

¿Qué es la calcificación de la arteria coronaria?

La calcificación de la arteria coronaria es el resultado de la deposición de calcio en las arterias coronarias. Las arterias coronarias son vasos sanguíneos que proporcionan suministro de sangre al corazón para su nutrición y las necesidades de oxígeno. El calcio se acumula gradualmente en el revestimiento interior de las arterias, formando capas de placa que eventualmente conducen al desarrollo de la enfermedad arterial coronaria.

Los vasos sanguíneos afectados por la calcificación se endurecen y se estrechan con el tiempo. Cuando esto sucede, el suministro de sangre que va al corazón se vuelve limitado. Cuando ocurre calcificación severa, puede privar al corazón de oxígeno y resultar en un evento que amenaza la vida.

Varios factores pueden aumentar la probabilidad de que un individuo tenga calcificación de la arteria coronaria. Estos incluyen niveles altos de colesterol en la sangre, hipertensión o presión arterial alta, obesidad y diabetes. Tener una historia familiar de enfermedad cardíaca también aumenta el riesgo de un individuo de desarrollar la enfermedad. La incidencia de esta condición es más común en los hombres mayores de 45 años y en las mujeres mayores de 55 años. Beber bebidas alcohólicas, fumar, así como vivir un estilo de vida estresante también desempeñan algunos papeles en muchas enfermedades del corazón.

En la calcificación de la arteria coronaria, la restricción del flujo sanguíneo progresa lentamente con el tiempo, haciendo que los síntomas sean menos evidentes durante el inicio de la enfermedad. A medida que la enfermedad continúa, dependiendo del área y la gravedad del bloqueo en las arterias coronarias, las quejas experimentadas por los pacientes pueden variar de leve a grave. Estos incluyen un dolor de compresión en el pecho, entumecimiento de las manos y los pies, problemas de sueño, fatiga y falta de aliento.

Un cardiólogo es un médico que se especializa en el cuidado y la gestión de pacientes con enfermedades del corazón. Por lo general toma la historia médica del paciente, realiza un examen físico exhaustivo y solicita varios análisis de sangre y pruebas de diagnóstico antes de llegar a un diagnóstico. Las herramientas de diagnóstico que podría utilizar para evaluar a los pacientes con calcificación arterial coronaria incluyen una radiografía de tórax, tomografía computarizada (TC), un electrocardiograma (ECG) y ecocardiografía.

Las metas para el tratamiento son aliviar los síntomas, reducir los factores de riesgo, ampliar las arterias bloqueadas y prevenir complicaciones adicionales. Incluidos en los tratamientos de calcificación de las arterias coronarias son fármacos que reducen el colesterol, programas de manejo del estrés y cirugía para reparar o restaurar el flujo sanguíneo al corazón. Modificaciones de estilo de vida, como dejar de fumar y beber alcohol, así como comer alimentos saludables, también son muy recomendables. La prevención es a menudo aconsejada por muchos médicos a los pacientes que tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Algunas recomendaciones incluyen vivir un estilo de vida saludable, comer alimentos saludables, controlar el peso y aumentar la actividad física.

¿Qué es el riñón flotante?

El riñón flotante, que también se puede denominar riñón hipermóvil o riñón errante, se conoce con el nombre médico de nefroptosis. Es una condición que hace que el riñón caiga hacia abajo, especialmente cuando una persona se levanta o va de una posición acostada a la posición vertical. Esto también se puede llamar prolapso o prolapso renal. El movimiento hacia abajo del riñón sugiere que no está totalmente fijado en su lugar por los tejidos que lo rodean, y es una condición que ha sido señalado por más de un siglo por los médicos.

Los más afectados por este trastorno son las mujeres jóvenes, generalmente mujeres que son delgadas y tienen cinturas largas. Rara vez, la condición puede ser causada por un defecto congénito. Lesiones en el riñón o un golpe en el área justo encima o debajo del riñón también pueden ocasionar riñón flotante. Más comúnmente la movilidad del riñón ocurre sin ninguna lesión.

Los riñones suelen estar apoyados por tejido llamado fascia perirrenal, que es tejido blando que forma parte del tejido conectivo. Cuando las fascias perirrenales no están presentes en abundancia, el riñón flotante no se fija en su lugar, y al estar de pie puede caer tan bajo como la pelvis. Esto puede o no causar síntomas. Cuando los síntomas surgen, pueden ser claramente incómodos e incluyen dolor en el flanco, escalofríos, náuseas y presión arterial elevada. El desplazamiento del riñón también puede causar el uréter, la estructura que pasa la orina de los riñones a la vejiga para doblar. Esto puede resultar en dolor extremo o dificultad para orinar.

El diagnóstico tiende a hacerse tomando una serie de radiografías en decúbito supino (posición acostada) y luego en posición vertical o de pie. Estos pueden decir muy bien si el riñón es verdaderamente hacia abajo cuando una persona está de pie o si alguna otra condición puede estar causando los síntomas. La mayoría de las personas no son conscientes de que tienen el trastorno, y por lo general sólo la aparición de los síntomas induce la evaluación de la condición. Si la condición es asintomática y diagnosticada, por lo general no requiere tratamiento.

Para aquellos que sufren de síntomas de riñón flotante, el tratamiento generalmente existe en forma de cirugía renal llamada nefrophexia. En el pasado, esta cirugía fue considerablemente más invasiva, pero ahora se puede realizar a través de técnicas laparoscópicas, lo que resulta en un tiempo de recuperación mucho más rápido. La cirugía esencialmente fija el riñón en su lugar, reduciendo su movilidad y terminando los síntomas dolorosos.

La mayoría de las personas con riñón flotante tienen pocas o ninguna complicación, e incluso cuando se requiere cirugía, la cirugía en sí tiene un resultado excelente. Esto no se piensa como una condición fatal, puesto que el tratamiento está fácilmente disponible. Puede ser muy incómodo, pero muchos de los que tienen la condición no pueden sentir molestias. En numerosos casos, la gente vive toda su vida con nefroptosis sin saber que la tienen.

¿Qué es el asma frágil?

El asma frágil es una forma rara y grave de asma. Los enfermos experimentan los mismos síntomas que afectan a todos los asmáticos, incluyendo sibilancias, tos y dificultad para respirar, pero los síntomas son mucho más duros, tienden a aparecer de forma repentina e impredecible, ya menudo son resistentes a los medicamentos tradicionales. Hay dos variedades de asma frágil, Tipo 1 y Tipo 2.

Tipo 1 asma frágil se caracteriza por los síntomas crónicos que afectan a los enfermos sobre una base diaria. Los pacientes suelen estar en altas dosis de medicamentos diarios para controlar su asma, ya que las dosis regulares son ineficaces. La naturaleza continua de su problema a menudo limita su capacidad para realizar tareas cotidianas normales, por lo que es muy difícil y frustrante para hacer frente. Además de su condición crónica, por lo general sufren de ataques periódicos graves que se producen con casi ninguna advertencia. Estos pacientes a menudo requieren hospitalización para controlar sus problemas respiratorios, ya sea por un ataque agudo o porque su condición general se degrada significativamente durante un período de tiempo.

Para aquellos con tipo 2 asma frágil, sus síntomas están bastante bien controlados la mayor parte del tiempo. Lo que los distingue de los pacientes con asma regular son inesperados, ataques abruptos con síntomas extremadamente intensos, similares a los que afectan a los enfermos de tipo 1. A menudo, estas ocasiones son lo suficientemente graves como para poner en peligro la vida y generalmente requieren hospitalización.

El tratamiento para esta condición normalmente implica los mismos medicamentos utilizados para el asma regular, pero a menudo se requiere mucho más de lo que en los casos normales. Broncodilatadores de acción rápida se utilizan para el alivio rápido, y esteroides, corticosteroides y broncodilatadores de liberación lenta se utilizan para el manejo a largo plazo. Los pacientes con asma frágil pueden usar métodos especiales de administración, como nebulizadores o inyecciones subcutáneas, para acomodar las dosis más grandes de sus medicamentos. Los pacientes tipo 2 también pueden usar estrategias para tratar de limitar sus ataques severos, como evitar alergenos y otros factores desencadenantes.

Una vez que el ataque ha progresado hasta el punto de que la hospitalización es necesaria, los pacientes necesitan ser tratados rápida y agresivamente, ya que la condición es potencialmente fatal. Esteroides y otros medicamentos a menudo tienen que ser administrados por vía intravenosa para ayudar a controlar los síntomas. Los pacientes que no responden significativamente a la medicación pueden necesitar un ventilador para obtener oxígeno extra. Los gases de la sangre y el oxígeno deben ser monitoreados hasta que vuelvan a la normalidad. El estado general del paciente necesita ser evaluado para determinar si él o ella puede ser dado de alta con seguridad y manejar su asma en casa.

¿Qué es el curetaje dental?

El curetaje dental es un procedimiento en el que el tejido enfermo se elimina de la boca y las encías. En un tiempo, curetaje dental era una técnica común utilizada para manejar la enfermedad periodontal, pero la práctica se ha convertido en mucho menos común, y es visto como controversial por algunos odontólogos. De preferencia al curetaje, algunos dentistas prefieren realizar lo que se conoce como una “limpieza profunda”, también conocida como escariado y aplanamiento de raíces.

En los procedimientos de curetaje, los instrumentos se utilizan para cortar el tejido muerto. La idea es que dicho tejido puede contribuir a la inflamación, la infección y los malos olores, y que la eliminación del tejido dañado promoverá el desarrollo de tejido sano. Hay varios tipos diferentes de curetaje dental, incluyendo curetaje ultrasónico, que utiliza un instrumento dental ultrasónico, y curetaje quirúrgico, en el que una aleta de goma es cortada y girada de manera que un bolsillo de tejido infectado puede ser limpiado antes de que la solapa sea Girado hacia atrás y fijado en su lugar.

En el curetaje dental básico, un instrumento afilado de corte se ejecuta en las bolsas gingivales delante de los dientes para eliminar el tejido muerto, y el tejido muerto o infectado se eliminará de las encías. El anestésico local se utiliza a menudo para hacer que el paciente más cómodo, y la boca se lava con frecuencia con una solución estéril para barrer los escombros. Este procedimiento se proporciona generalmente a las personas con enfermedad avanzada de las encías como una herramienta para manejar el problema, y ​​puede ser necesario en múltiples ocasiones.

Los estudios han sugerido que la ampliación y el cepillado de la raíz pueden ser tan eficaces, especialmente cuando se hace en una etapa temprana. En este procedimiento, el cálculo acumulado se elimina de los dientes con instrumentos de mano, y las raíces de los dientes se suavizan de modo que no proporcionan una superficie para que se acumule la placa. A menudo se requieren varias sesiones y los pacientes pueden recibir anestesia para que se sientan más cómodos, ya que el procedimiento puede ser ligeramente doloroso.

Si un dentista recomienda el curetaje dental, los pacientes no deben tener miedo de preguntar específicamente por qué curetaje se recomienda, en contraposición a los tratamientos más modernos. No puede ser una mala idea solicitar una segunda opinión para confirmar que este tratamiento es apropiado. Los pacientes también deben consultar a sus compañías de seguros para confirmar que el curetaje está cubierto, ya que pueden ser obligados a pagar por el procedimiento si una compañía de seguros decide que no es médicamente necesario, o que hay un tratamiento alternativo disponible.

¿Qué es hemartrosis?

La hemartrosis es el término médico para el sangrado en las articulaciones, y es una de las causas más comunes de dolor en las articulaciones y la hinchazón. La condición ocurre típicamente después de una lesión a la articulación, aunque puede ocurrir espontáneamente en pacientes con hemofilia. Las personas que toman medicamentos para adelgazar la sangre como Warfarin ™ también son propensas a desarrollar hemartrosis.

Otras causas de hemartrosis incluyen osteoartritis, daño vascular y tumores. Los pacientes con trastornos hemorrágicos son más propensos a sangrar en los espacios articulares, pero la condición es más frecuente después de algún tipo de trauma articular. Los individuos con osteoartritis a menudo desarrollan hemartrosis después de una artroplastia de articulación de la rodilla, un procedimiento quirúrgico en el que la superficie de la articulación se reemplaza, remolded o realineado.

Los síntomas incluyen dolor intenso e hinchazón de la articulación afectada, y hematomas excesivos y vasos sanguíneos rotos alrededor de la articulación. Diagnóstico de la condición por lo general comienza con un examen físico, y también puede incluir la aspiración de la articulación y las radiografías. La aspiración articular es un proceso en el cual el líquido se recoge de la cápsula articular a través de una jeringa. Si el líquido recogido es anormal o aparece de color rojo, rosado o marrón, el paciente suele ser diagnosticado con la condición.

La condición puede ser tratada, aunque el tratamiento depende de la causa subyacente. En casos leves de hemartrosis, el descanso y el uso de muletas o un cabestrillo pueden ser satisfactorios para detener el sangrado y reducir los síntomas. Si el problema es causado por la hemofilia u otros trastornos hemorrágicos, éstos serán tratados con agentes coagulantes intravenosos, medicamentos recetados o incluso terapia génica. En la mayoría de los casos, una vez que se trata el trastorno subyacente, el sangrado en la articulación dejará de ser un problema.

Si el problema es causado por artritis o factores desconocidos, un médico puede elegir diferentes opciones de tratamiento. La eliminación del revestimiento de la articulación, también conocida como sinovectomía, puede usarse para tratar la afección. Si este tratamiento es poco práctico o ineficaz, se puede realizar una osteotomía. Una osteotomía consiste en retirar una cuña de hueso cerca de la articulación afectada para forzar un cambio de peso fuera del área dañada.

En casos extremos, puede ser necesario un reemplazo completo de la articulación. El reemplazo articular es un procedimiento quirúrgico en el que toda la articulación o parte de la articulación se sustituye por una superficie artificial. La terapia física puede ser necesaria después del tratamiento para permitir el movimiento regular de la articulación, y la medicación puede ser necesaria para prevenir nuevos episodios de sangrado en la articulación.

¿Qué es ceguera cortical?

Ceguera cortical es la pérdida de la visión debido al daño a la porción visual de la corteza occipital en el cerebro. Aunque el ojo afectado es físicamente normal y saludable, el daño en el cerebro resulta en pérdida total o parcial de la visión. La pupila de un ojo córtico ciego todavía se dilata y contrae en respuesta a cambios en la luz, porque esta reacción es un reflejo, y no confía en el cerebro.

Hay muchas causas posibles de ceguera cortical. Puede ser el resultado de daño físico a la corteza occipital, tal como lesiones. También puede ser causada por la oclusión de la arteria cerebral posterior, que suministra la corteza occipital con sangre oxigenada. También es un efecto secundario del uso a largo plazo de algunos anticonvulsivos, medicamentos recetados usados ​​para tratar convulsiones epilépticas.

La ceguera cortical a veces se presenta con alucinaciones, o con la negación de la ceguera. Algunos pacientes que sufren de esta condición son capaces de ver objetos en movimiento, pero no los estacionarios. En todos los casos del trastorno, las estructuras del ojo mismo, tales como la retina y el iris, funcionan normalmente, a menos que haya problemas oculares separados presentes.

En el síndrome de Anton-Babinski, un síntoma raro de daño cerebral, llamado así por los neurólogos Gabriel Anton y Joseph Babinski, el paciente es corticalmente ciego, pero insiste en la capacidad de ver. El síndrome de Anton-Babinski ocurre con mayor frecuencia después del accidente cerebrovascular, pero también puede resultar de una lesión en la cabeza. En el fenómeno de Riddoch, un tipo de ceguera cortical, las lesiones en la corteza occipital hacen que el paciente pierda la capacidad de ver objetos estáticos. El paciente es capaz de ver el movimiento, pero en algunos casos no puede percibir la forma o el color de los objetos en movimiento.

Cuando la ceguera cortical es menor que el total, también se denomina deficiencia visual cortical (CVI). Los síntomas de CVI pueden incluir una capacidad visual que varía de un día a otro, una discrepancia en la capacidad visual entre los dos ojos, un campo de visión estrecho y fotofobia o una aversión a la luz. Si CVI es peor en un ojo que en el otro, la percepción de profundidad deteriorada puede resultar. Un paciente con CVI también puede ser capaz de percibir algunos tipos de objetos mejor que otros, por ejemplo, él o ella puede ser capaz de leer el texto, pero tienen dificultad para percibir las caras. CVI no suele asociarse con la pérdida de la capacidad de ver los colores, pero algunos colores, especialmente amarillo y rojo, puede ser más fácil de ver que otros.

¿Qué es el cartílago de la oreja?

La estructura y forma del oído externo no se deriva de la estructura ósea interna sino del cartílago del oído. Esto hace que la oreja tenga una estructura cartilaginosa ya que se le da su forma por el cartílago. El cartílago elástico o amarillo que se encuentra en el oído externo también se encuentra en la laringe y epiglotis. Este cartílago contiene redes de fibras elásticas y fibras de colágeno. Está rodeado por el pericondrio, que suministra nutrientes al cartílago.

Una lesión que separa el pericondrio del cartílago de la oreja es conocida como oreja de coliflor. Los luchadores, combatientes y jugadores de rugby son más susceptibles a este tipo de lesiones. Un golpe en el oído puede permitir que un coágulo u otro líquido se acumule entre el cartílago y el pericondrio, privando al cartílago de los nutrientes necesarios. Si el cartílago muere, el tejido fibroso se forma en la piel que lo recubre. Esto deja el oído externo que parece grumoso y deformado, parecido a una coliflor.

El cartílago no se cura fácilmente ni rápidamente, ya que no hay flujo sanguíneo dentro del cartílago. En el caso de traumatismo en el oído externo, cualquier líquido necesita ser drenado para promover la cicatrización y permitir que el pericondrio alimente el cartílago subyacente. Además de drenar el líquido, a veces se aplican férulas de silicona a ambos lados del oído para aplicar presión. Esta presión evita que el líquido se repita y acelera el proceso de cicatrización. El sombrero usado en la lucha, el boxeo y el rugby está diseñado para minimizar el potencial trauma del oído.

Si el cartílago del oído es perforado, el tiempo de curación puede ser de hasta un año. El instrumento de perforación del cartílago traumatiza un área localizada del cartílago. El tejido del cartílago puede infectarse y la hinchazón puede ocurrir en el área de la perforación. La mejor defensa contra la infección es el manejo adecuado del área después de perforar el cartílago. Mantener el área limpia y no tocarla es fundamental para la curación adecuada, ya que los piercings de cartílago tienen una tasa de infección mucho más alta que los piercings de lóbulos en el oído.

En el caso de que una perforación del cartílago muestra signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón o supuración, es importante visitar a un médico. El piercing puede necesitar ser quitado y los antibióticos pueden ser necesarios para ocuparse de la infección. Incluso con tratamiento antibiótico exitoso, una porción del cartílago puede morir. Esto puede dar lugar a parches de coliflor en el oído externo.

No sólo el cartílago proporciona estructura al oído externo, sino que ayuda a mantener la forma que captura las ondas sonoras máximas. El daño al cartílago puede disminuir la audición normal. Si la forma del oído externo está comprometida, los audífonos no funcionarán tan efectivamente si es necesario. El cartílago del oído es una parte flexible y vital de un oído sano y funcional.