¿Qué es el agotamiento emocional?

El agotamiento emocional es una condición que resulta de una cantidad excesiva de estrés. Cuando sufren de esta condición, que también puede ser referido como agotamiento emocional o agotamiento, una persona tiende a sentir como si sus recursos internos se han drenado. Esta condición puede tener efectos psicológicos, físicos y sociales. Generalmente no requiere intervención médica a menos que se hayan desarrollado problemas más graves, como la depresión o el colesterol alto. En la mayoría de los casos, una persona puede recuperarse si toma unas vacaciones, descansa o elimina la causa del estrés.

Si una persona se vuelve sobrecargada de estrés, existe la posibilidad de que ella sufra de agotamiento emocional. Esta condición hace que una persona se sienta como si ella no tiene los recursos emocionales y físicos necesarios para satisfacer las demandas en su vida. A pesar del nombre, la causa de esta condición no tiene que ser una que la gente tiende a asociarse con el bienestar emocional, aunque puede ser. Las causas posibles incluyen un trabajo exigente, problemas financieros o luchas dentro de una relación íntima.

Esta condición puede ser caracterizada por una serie de síntomas físicos, tales como dolores de cabeza, úlceras y disfunción sexual. Los efectos psicológicos pueden incluir irritabilidad, ansiedad y frustración. Una víctima también puede experimentar diversos grados de fatiga, pero también es posible que ella puede sufrir de insomnio. Existe la posibilidad de que el agotamiento emocional puede llevar a condiciones más graves, como la depresión y los problemas gastrointestinales.

También pueden producirse efectos adversos graves en las relaciones de una persona como resultado del agotamiento emocional. Las personas que sufren de esta condición a menudo se vuelven más propensos a los conflictos. Pueden volverse cínicos, rígidos o pasivos. También es probable que comiencen a aislarse.

Una persona que sufre de esta condición puede necesitar hacer varias cosas para recuperarse. Es probable que necesite descansar, y puede ser necesario para ella cambiar su entorno, al menos temporalmente. La meditación y el asesoramiento pueden ser útiles, especialmente si las causas del estrés son complejas y extensas. Un tratamiento mental o físico más serio puede ser necesario cuando otras condiciones se han desarrollado como resultado del agotamiento emocional.

No hay un medio exacto para determinar cuánto estrés resultará en agotamiento emocional. La tolerancia al estrés puede variar mucho de una persona a otra. Se cree, sin embargo, que las personas con fuertes habilidades de afrontamiento son más capaces de soportar mayores cantidades de estrés y por lo tanto menos probabilidades de sufrir de agotamiento emocional.